WWW.REFERATCENTRAL.ORG.UA - Я ТУТ НАВЧАЮСЬ

... відкритий, безкоштовний архів рефератів, курсових, дипломних робіт

ГоловнаІноземна мова - Англійська, Німецька та інші → Мовна специфіка літературних творів доби Золотого Віку - Курсова робота

Мовна специфіка літературних творів доби Золотого Віку - Курсова робота

8) Jerarqua de los valores. Hay una multitud de valores como modos de noindiferencia. El valor debe tener constitutivamente noindiferencia. Tambin los valores en sus relaciones mutuas poseen esa noindiferencia. Esta noindiferencia respectiva es el fundamento de su jerarqua. Segn Scheler, los valores mantienen una relacin jerrquica a priori, pues la jerarqua cuyo fundamento es la correlacin de los valores en orden a la noindiferencia reside en la esencia misma de los valores. Scheler da cinco criterios para determinar la jerarqua axiolgica: l° Extensin: los valores ms inferiores son esencialmente fugaces, mientras que los superiores son eternos; las grandes obras literarias persisten a travs del tiempo. 2° Divisibilidad: un valor tiene mayor rango cuando menos divisible es; un trozo de pan vale el doble que la mitad de ese trozo; pero la mitad del cuadro Las Meninas no corresponde a la mitad de su valor total. 3° Fundamentacin: cuando un valor fundamenta a otro es ms alto que ste. Lo agradable se funda en lo vital; y todos los valores se fundamentan en los religiosos. 40 Profundidad de satisfaccin: Satisfaccin no es placer, sino vivencia del cumplimiento de una intencin hacia un valor cuando aparece ste. Profundidad no es grado de satisfaccin; la satisfaccin es tanto ms profunda cuanto menos ligada est al percibir sentimental de otro valor. 5° Relatividad: no se trata de un subjetivismo; el valor de lo agradable es relativo a un ser dotado de sentimiento sensible; los valores absolutos son aquellos que no dicen relacin a la sensibilidad o la vida.

9) Clasificacin de los valores. Uno de los esfuerzos ms gratos a la a. consisti en encontrar una escala de valores con que indicar su mutua correlacin, segn el modo que tienen de sacarnos de la indiferencia. El valor supremo es aquel que dista ms que ningn otro del punto inicial de indiferencia. Ortega y Gasset, inspirndose en las investigaciones de Scheler y Hartmann, propone una escala de valores, segn jerarqua y polaridad, que transcribimos: tiles (carobarato; ordinarioextraordinario), Vitales (noblevulgar; sanoenfermo; fuertedbil; vidamuerte), Intelectuales (conocimientoerror; evidenteprobable), Morales (buenomalo; justoinjusto), Estticos (bellofeo; sublimeridculo) y Religiosos (sagradoprofano; divinodemonaco). A la vista de esta escala podemos apreciar que se nos impone renunciar a un valor de belleza o de salud antes que hollar un valor religioso. Finalmente, y por lo que respecta al carcter positivo o negativo del valor, aadiremos que el valor positivo es aquel que debe mover al sujeto por su atraccin; el valor negativo debe mover al sujeto por su repulsin. Lotze y Brentano formulan la siguiente tesis al respecto: La existencia del valor positivo es un valor positivo; la existencia del valor negativo es un valor negativo; la noexistencia del valor negativo es un valor positivo; la noexistencia del valor positivo es un valor negativo.

2.5. Entrada de la Axiologa en el mbito de la Ontologa

En Francia, L. Lavelle y R. Le Senne consideran la A. como una profundizacin de la Ontologa misma. En Espaa, J. Zarageta se ha pronunciado tambin en este mismo sentido. En Alemania, J. von Rintelen identifica el valor con el concepto afn al tomista de Bien, que, como se sabe, es uno de los trascendentales del ser. justamente la posible entrada de la A. en el mbito de la Ontologa tendr lugar nicamente en el mbito de la bondad trascendental, como unnimemente lo ha reconocido el neotomismo. Pero es preciso aclarar este punto. Acerca de la distincin que la A. hace entre el bien (v.) y el valor, convendr tener presentes algunos puntos:

1) El bien es el ente concreto dotado de bondad. En este caso, el bien es lo valioso, o lo que es soporte de valor; el valor es la bondad misma tomada abstracta o formalmente (la valiosidad), en virtud de la cual el ente se hace bueno.

2) El bien se dice tambin del bien ntico, no realizado todava por la tendencia en acto segundo. El valor, en cambio, coincide con el bien realizado por la tendencia espiritual. Hablando ms exactamente, el bien realizado presenta un doble aspecto, que se corresponde analgicamente con el concepto objetivo y subjetivo del entendimiento. El aspecto objetivo es el bien realizado como aquello que es realizado (contenido de valor) y en cuanto que es realizado; el aspecto subjetivo es la misma realizacin del bien, como el modo en que la tendencia realiza el bien (valoracin). As tenemos el valor tomado objetivamente, por cuanto es realizado, y el valor tomado subjetivamente, en virtud del cual es realizado. Los valores tomados subjetivamente son los actos de amor, reverencia, fidelidad, pureza, etc., por los cuales se manifiestan y realizan los valores "tomados objetivamente, dndoles una respuesta adecuada. Esta segunda consideracin del bien y del valor toca ms directamente los puntos esenciales de la a. Casi ningn axilogo mira al bien ntico, fijndose en el valor y atendiendo especialmente al valor tomado subjetivamente, como en el caso de Scheler. El valor no coincide de un modo tan inmediato y manifiesto con el ente como el bien ntico; por eso, es comprensible su esfuerzo por separarlo de la esfera del ser. Pero si estudiamos el problema ms profundamente, pronto evitaremos esa separacin. El valor a la vez subjetiva y objetivamente tomado se fundamenta en el bien ntico: el valor tomado objetivamente es el mismo bien ntico realizado en acto; el valor tomado subjetivamente da la respuesta correspondiente al bien ntico, ya que est determinado por ste: el valor subjetivo es el bien ntico transportado y elevado al modo del sujeto apetente. Por tanto, no slo el bien ntico se convierte o identifica relativamente con el ente, sino tambin el bien realizado, como lo manifestativo con lo manifestado.

3) Decimos que el ente tiene bondad en cuanto se connota la perfeccin que el ente tiene en s, o sea, la plenitud de ser tenida por l; pero decimos que un ente tiene valor cuando connotamos su conveniencia a otro ente en determinadas circunstancias. Desde esta perspectiva, el valor se fundamenta en el bien, pero slo puede ser definido atendiendo a las circunstancias determinadas; p. ej., un tesoro cuantioso es de suyo un bien mayor que un barril de agua; mas para el hombre que jadea sediento en un desierto tiene ms valor ese barril de agua que el tesoro. Esta distincin muestra la peculiaridad del tema del valor a la vez que pone de manifiesto la necesidad de vincularlo al bien. La A. tal y como se desarrolla sobre todo en Scheler y Hartmann supone tina superacin del subjetivismo axiolgico y del psicologismo (v.), pero si no se abre a una fundamentacin metafsica del valor corre el riesgo de caer en el idealismo (v.) o de colocar lo axiolgico en un reino de ideas platnicas.

Quien admita la a. en un sentido noontolgico se encuentra en la misma situacin del que quiere buscar casa en una ciudad donde impera una gran necesidad de viviendas. Si alguien le propone la adquisicin de una casa muy valiosa, con lujosos salones y jardines, a un precio ridculo, nuestro hombre saltar de gozo. Pero caer descorazonado tan pronto como le aclaremos que, aun siendo la casa de un valor incomparable, le falta un leve detalle: que no tiene ser. Lo mismo puede decirse de los valores alimenticios, estticos o sociales.

Aqu no se trata de una cosa concreta, llmese comida o casa, sino del valor de esos bienes, de la bonitas de estos bona. Al valor de estos bienes pertenece necesariamente su seractual o su serposible como fundamento ontolgico. El valor est vinculado indisolublemente al ser. Esto tiene su vigencia no slo para valores de cosas, sino, y especialmente, para valores morales. El deber es siempre un deberser, del mismo modo que el serposible es ser por su relacin al seractual.

3. Las caractersticas semnticas de evaluacin

3.1. El factor subjetivo y objetivo de evaluacin

La caracterstica ms importante de evaluacin es presensia de factor subjetivo que acta reciprocamente con el objetivo. Una expresin evaluativa, aun si no se ve claramente el sujeto, sobreentiede la relacin evaluativa entre sujeto y objeto. Cualquier juicio presupone el sujeto del juicio es decir una persona (individuo, sociedad) que produce la evaluacin y un fenmeno o una cosa a la cual se refiere la evaluacin. Al fin y al cabo la medida del valor de todo lo existente es un hombre en conjunto de todas las manifestaciones de su vitalidad. Este hombre dependiendo de las circunstancias puede ser representado por un individuo concreto, por un grupo social o por la sociedad humana en general.

La presensia del sujeto de valoracin presupone unas peculiaridades de razonamiento evaluativo y en primer lugar la posibilidad de discusin sobre la evaluacin cuando se chocan las opiniones distintas:

Loading...

 
 

Цікаве