WWW.REFERATCENTRAL.ORG.UA - Я ТУТ НАВЧАЮСЬ

... відкритий, безкоштовний архів рефератів, курсових, дипломних робіт

ГоловнаІноземна мова - Англійська, Німецька та інші → Мовна специфіка літературних творів доби Золотого Віку - Курсова робота

Мовна специфіка літературних творів доби Золотого Віку - Курсова робота

Nicolai Hartmann sigue una lnea paralela a la de Scheler. Pero considera nicamente la persona individual, rechazando el concepto de persona colectiva o divina: hay que sacrificar la relacin a la tica, ya que la dignidad de la persona humana consiste en transformar el deberser (axiolgico) y deberobrar (ontolgico). Los valores morales constituyen un reino axiolgico independiente: la persona humana es mediadora entre el orden de los valores y el de la realidad. Los valores son como afirma tambin Scheler esencias irracionales, estando la norma y el deber fundados en el ser independiente de los valores. No hay una prioridad del deber respecto de los valores, sino que el valor precede al deber y lo condiciona. Los valores poseen el carcter de esencias originales, independientes de la representacin y del deseo. Son objetos ideales, aprehensibles en una visin intuitiva a priori, independiente de toda experiencia. Hartmann se vincula as a la teora platnica de las ideas: "En cuanto a su modo de ser, los valores son ideas platnicas. Forman parte de ese otro reino del ser, descubierto por Platn, aprehensibles por intuicin espiritual, aunque no visibles con los ojos ni palpables con las manos"(Ethik, Berln 1926, 108).

2.4. Determinacin sistemtica del valor

Definir el valor resumiendo o sintetizando de algn modo las ideas expuestas por los autores mencionados es tarea ardua. Ensaymosla en cortas proposiciones:

1)Peculiaridad del valor. Valer y ser no se identifican en el proceso de la percepcin humana. Percibimos muchas cosas que son, pero no por ello juzgamos que valen, ms an, nos dejan indiferentes. El valor es aquello que saca al sujeto de su indiferencia frente al objeto; por eso, el valor se funda en la preferibilidad. El valor es noindiferencia. Cuando decimos que algo vale, no afirmamos directamente algo sobre su ser, pues slo nos referimos a su noindiferencia. La noindiferencia es la esencia del valor. La cosa que vale no es ms o menos que la cosa que no vale. Tener valor no significa directamente tener ms o menos realidad, sino no ser indiferente. Es precisamente esta caracterstica del valor lo que va a plantear el problema central de la a., y lo que va a permitir que se escinda segn los presupuestos metafsicos de los diversos autores, dando lugar a una a. subjetivista, si lo reduce todo al sujeto; a una a. idealista, si no funda el valor en la idea; a una a. realista, que ponga de manifiesto que la a. no puede estar cerrada en s misma, sino abierta a la ontologa, ya que el valor se funda en el ser. En los puntos que siguen procederemos de una manera ms bien descriptiva, y siguiendo sobre todo a Scheler y a Hartmann, aunque corrigiendo algunas de sus expresiones, y dejando para luego el planteamiento del tema ontolgico.

2) El valor es captado sentimentalmente. No se percibe el valor (la bondad, la amistad, la generosidad, la belleza...) por la va de un silogismo deductivo, sino de una manera inmediata en la que la capacidad de sentir de la persona se ve afectada. Hay un "orden del corazn" (Pascal) paralelo al "orden de la razn". No obstante el percibir sentimental de un valor est dado este mismo valor con distincin de su sentir y, por consiguiente, la desaparicin del percibir sentimental no suprime el valor. Aunque no captados por deduccin, no por eso los valores forman un orden caprichoso y catico. El percibir sentimental no est unido exteriormente al objeto, ni aun de modo mediato a travs de una representacin o a travs de un signo, como si el objeto fuera signo de algo ms profundo. Captamos inmediatamente los valores por medio de las vivencias emocionales (preferir y postergar). N. Hartmann extrema en el distinguir la esfera lgica y la esfera emotiva; esta ltima es llamada por Ortega y Gasset estimativa.

3) EI valor es objetivo. Ya vimos cmo Scheler rechaza las doctrinas axiolgicas subjetivistas. El fundamento del valor no es el agrado o desagrado que desencadena. El mismo hecho de que podamos discutir sobre los valores, supone que en la base de la discusin estamos profundamente convencidos de que son objetivos. Los valores se descubren, como se descubren tambin las verdades cientficas. Hartmann es contundente a este respect: los actos emotivos tropiezan con algo que nos insta irresistiblemente. No es que lo deseable tenga valor, sino que es deseable lo valioso. Y ya deca Scheler que la desaparicin del percibir sentimental no suprime el ser del valor. Cuando se descubre un valor no es que antes no hubiera valor y ahora lo hay, sino que antes todava no era intuido y ahora lo es.

4) Los valores son esencias o eidos. Quiere esto decir que los valores son independientes de las experiencias en que estn inmersos. Esta esencia puede ser realizada por medio de la existencia, pero su modo especfico de consistencia no se modifica por el modificarse de sus realizaciones existenciales (N. Hartmann).

Los valores son esencias "eternas e inmensas", por abarcar el espacio y el tiempo. No es que los valores sean errantes fantasmas, pues ms bien son espacial y temporalmente omnipresentes: no valen aqu o all, antes o despus; simplemente valen. Adems san esencias "absolutas e inmutables": la traicin de mi amigo no altera el valor de la amistad; los valores no cambian. Son absolutos: no estn condicionados por ningn hecho de naturaleza histrica, social, biolgica o individual. Lo que vale una vez, vale siempre y de un modo uniforme: no valdr ms para unos que para otros.

5) El valor no es una relacin, sino una cualidad. Es preciso distinguir entre el valor en s y el valor para nosotros. Si hubiera valor slo para algunos, entonces estaran constitutivamente en relacin con el tiempo y con el espacio, cosa que ya hemos excluido. Antes de Newton ya exista la ley de la gravitacin. Del mismo modo, slo hay una relatividad en el modo de conocer los valores, pero jams en el mismo valor como tal. Percibir un valor no es crearlo, sino descubrirlo. Los valores poseen independencia objetiva e independencia subjetiva. La belleza es independiente del cuadro, de la estatua o de los colores: el cuadro o la estatua poseen el valor de lo bello, que los trasciende y los antecede. Los valores son extraos a la cantidad: no se puede decir que un cuadro es tantas veces bello, ni se puede contar o dividir la belleza en unidades. Los valores son tambin subjetivamente independientes; aunque nunca se hubiera juzgado que el asesinato era malo, hubiera continuado siendo malo.

6) El valor no tiene sustantividad propia. Los valores radican en los seres y el hombre no percibe el valor sino en los seres concretos, haciendo referencia al ser y expresndose como un predicado del ser. Aqu volvemos a encontrar en toda su pujanza la distincin entre una a. realista y una idealista: la primera reconocer ese hecho con toda su fuerza; la segunda no acaba de asumirlo del todo y emplear expresiones como "los valores estn adheridos a los seres", "depositados en ellos", etctera.

7) Polaridad de los valores. El valor consiste en la noindiferencia, es decir, en su capacidad de sacarnos de la indiferencia. Esto supone un punto inicial de indiferencia y algo noindiferente que se aleja de ese punto. Hay dos modos de alejarse de ese punto de indiferencia: uno positivo y otro negativo. Por eso, el valor tiene polaridad: un polo positivo y un polo negativo. La provocacin de la noindiferencia puede suceder por atraccin o por aversin. Todo valor tiene su contravalor, a lo bueno se contrapone lo malo; a la belleza se contrapone la fealdad, etc.

Loading...

 
 

Цікаве